Hablemos de economía, hablemos de finanzas

México, Estados Unidos y Canadá ¿Quién gana más con el nuevo Tratado de Libre Comercio?

Fecha: 5 octubre 2018 Temas: , , , , ,

Del TLCAN al USMCA

México, Estados Unidos y Canadá lograron un acuerdo para poner en marcha la modernización del tratado de libre comercio (TLC, TLCAN, NAFTA). Al Tratado Modernizado lo rebautizaron con el nombre de United States – Mexico – Canada Agreement (USMCA).

En los años de vigencia del Tratado de Libre Comercio los beneficios han sido generosos, viéndose favorecido el comercio entre los tres países. El comercio trilateral alcanzó el billón de dólares y representa 15.8% del comercio mundial. En 2017, México alcanzó el sexto lugar dentro de los países con mayor nivel en el valor de sus exportaciones de mercancías (409 mil millones de dólares).

Después de meses de negociación, la primera ronda comenzó en agosto del año pasado, ya se cuenta con la nueva versión acordada por los tres países. En México todavía falta que el documento sea discutido y aprobado por el Senado de la República. Cumplido este paso el Presidente podrá decretarlo en el Diario Oficial de la Federación. En Estados Unidos y en Canadá también tendrán que aprobarlo su poder legislativo, por ambas Cámaras en el primer caso, y la Cámara de los Comunes (Diputados) en Canadá, y por supuesto firmado por los líderes de cada país (Ver Ficha Técnica del Senado en México).

Cambios generales

Con la información disponible del nuevo USMCA, el gran triunfador es nuestro vecino al norte. Pareciera que se impusieron ante México y Canadá la mayoría las solicitudes iniciales de Estados Unidos.

Los analistas canadienses y mexicanos mostraron ciertas preocupaciones durante toda la negociación. Y quién no lo estaría ante la amenaza de posibles aumentos en los aranceles al acero, al aluminio, a los automóviles y a los alimentos. Además, claro, de la amenaza de Trump de decretar la salida de Estados Unidos del TLCAN, aunque era incierto si tiene la autoridad legal para ello. La estrategia del gobierno mexicano estuvo dirigida a evitar ese escenario extremo y fortalecer los sectores estratégicos, textil, aeroespacial, farmacéutico, de dispositivos médicos, TIC´s y automotriz.

Dentro de los cambios, resulta interesante que después de los jaloneos sobre lo injusto del aumento en los porcentajes de las reglas de origen, resultó que éstas tendrán que ser cumplidas por el 70% de las exportaciones automotrices. El 30% restante tendrá “garantizado” un arancel de 2.5%. El requisito de contenido regional para el comercio libre de aranceles pasó de 62.5% al 75%. Lo que pudiera considerarse un triunfo tomando en cuenta que Estados Unidos buscaba en principio hasta un 85%. Si se deseara que el automóvil cruce sin pagar aranceles, el 40% de su valor debe producirse en fábricas donde el trabajador gane más de 16 dólares por hora. Además, se incluyeron notas sobre el comercio digital, los servicios financieros y de telecomunicaciones. Y claro, se puntualizaron buenas prácticas regulatorias.

Dentro de lo bueno, parece que se mantienen los mecanismos de solución de controversias. Se quedan los paneles, pero se eliminan los tribunales especiales (lo que es bueno para Canadá). Conjuntamente, se agregó un mecanismo de revisión y extensión de la vigencia. El que se evalúe de manera periódica su funcionamiento pudiera resultar de provecho para las naciones. Suponiendo que los equipos cuenten con analistas especializados que sean capaces de detectar los puntos finos y se entre en un proceso de mejora continua. Sin embargo, la volatilidad e incertidumbre que generó esta última actualización pone en duda cómo responderá el mercado en las siguientes evaluaciones. No sabemos cómo estará el escenario en 16 años y si el tipo de cambio pueda volver a resentir las consecuencias de la volatilidad.

Beneficios previstos

El papel que jugará México en el nuevo tratado de libre comercio, el USMCA, mucho tendrá que ver con las estrategias que impulse el gobierno entrante y que sean permitidas dentro de los márgenes del nuevo tratado. Entre los beneficios se encuentra que las fábricas automotrices tendrán que aumentar su productividad laboral automatizando sus procesos. El que se incluyan en el mapa los elementos de innovación financiera puede llevarnos a avances grandes en la materia, en el que se impulse el desarrollo e implementación de estas herramientas. Las nuevas reglas sobre “Política Macroeconómica y Cuestiones de Tipo de Cambio” darán certeza ante el cambio de gobierno en México. Especialmente ante los posibles cambios legislativos relacionados con el papel y la autonomía de la banca central. Con este apartado queda sellado el compromiso de no manipular el tipo de cambio.

Hay puntos controversiales que por el momento se están tomando muy a la ligera. Tal es el caso del comercio de los países con China. En el acuerdo está la cláusula de informar a los miembros sobre acuerdos comerciales con otros países. Con la opción de que los países miembros rompan las relaciones establecidas si no están a favor. Sabemos de antemano que muchos no están felices de hacer tratos con China y sabemos también que México tiene listo un acuerdo para firmar este año.

En lo que viene, debemos estar al pendiente de lo que digan los poderes legislativos en los tres países. Es la etapa que sigue. Mucho puede alterarse con la elección intermedia que tendrá lugar en Estados Unidos en noviembre, pues se renovará la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

 



Yo soy Karla Estefanía Romero, economista especializada en las áreas de finanzas públicas, macroeconomía y análisis de datos con software estadístico.


Tu apoyo es importante para mantener este sitio. Si deseas, puedes hacer un donativo.