Hablemos de economía, hablemos de finanzas

Banxico baja su tasa de referencia. No da signos de que implica el inicio de un ciclo de bajas.

Fecha: 19 agosto 2019 Temas: , , , , , , , ,

El jueves pasado, 15 de agosto, tuvo lugar la reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico). Con cuatro votos a favor y uno en contra, esta decidió reducir en 25 puntos base (pb) la tasa de interés objetivo. Esta es la primera reducción desde junio de 2014. Una baja poco significativa en términos relativos, ya que pasó de 8.25% a 8.00% y con un Anuncio que no brindó elementos que señalen que con esta decisión comience un ciclo de baja en las tasas. Sin embargo, el mensaje es importante. Se puede pensar que la presión por parte del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llevó al Banco Central a esta baja; sin embargo, en este caso no daría tanto peso a la opinión del presidente.

Si consideramos que la inflación ha mejorado (3.78% en julio), era de esperarse que Banxico se fuera por esta vía; su mandato lo obliga a estar cuidando exclusivamente la evolución de los niveles de precios. Sin embargo, los riesgos para este indicador son muchos y altos: el contexto de volatilidad e incertidumbre internacional y nacional, la inflación subyacente, y los efectos del contexto internacional sobre el tipo de cambio, destacadamente, lo que lo hace actuar con cautela.

Contexto internacional con alta volatilidad

Dentro del contexto internacional, los elementos que más preocupan son la baja en la tasa de interés por parte de la Reserva Federal (el Banco Central de Estados Unidos). Así como la incertidumbre sobre una posible recesión económica internacional desatada por las políticas proteccionistas de varios países. Principalmente, la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Estos dos elementos internacionales afectan directamente a la economía mexicana. Por una parte, los inversionistas mueven el dinero a los países que den mejores rendimientos, si Banxico hubiera bajado más, se correría el riesgo de que el dinero invertido en México se moviera a un país con mejores rendimientos y expectativas de ganancia. Por su parte, una recesión internacional intensificaría la desaceleración económica en México.

Contexto nacional complicado

Y qué decir del contexto nacional. México se encuentra amenazado por Trump y los posibles aranceles de no cumplirse sus peticiones en cuestiones de política migratoria. Los precios de la gasolina y productos alimentarios básicos siguen con tendencia al alza. Las finanzas públicas del país, la inseguridad, la falta de confianza y la falta de incentivos a la inversión. PEMEX, las calificadoras que tienen al país en la mira, las pensiones, el sector salud. Y lo demás que se vaya agregando este segundo semestre del año. La lista es numerosa.

Banxico está preparado para cualquier movimiento drástico en los mercados. De darse el caso de que el peso volviera a depreciarse, el Banco podría continuar subastando coberturas cambiarias o diferentes mecanismos que, determinados por la Comisión de Cambios, eviten un desequilibrio grave en el tipo de cambio real que lleve a aumentos en las expectativas inflacionarias, que de validarse, implicarían necesidad de acciones más drásticas por parte del banco central.

Lo que sigue es conocer las minutas de esta reunión que se publicarán el jueves 29 de agosto. En donde tendremos detalles sobre las razones de los votos de cada uno de los miembros y sabremos quién voto en contra. La Junta de Banxico tendrá mucho qué pensar de aquí a la siguiente reunión, que se llevará a cabo el 26 de septiembre.

 



Yo soy Karla Estefanía Romero, economista especializada en las áreas de finanzas públicas, macroeconomía y análisis de datos con software estadístico.


Tu apoyo es importante para mantener este sitio. Si deseas, puedes hacer un donativo.